Cepesca discrepa del MAPA respecto a la duración de las ayudas a paradas y a que se reste de ellas la seguridad social de los ERTE

Cepesca discrepa del MAPA respecto a la duración de las ayudas a paradas y a que se reste de ellas la seguridad social de los ERTE

La reunión celebrada el día 22 entre Alicia Villauriz y el sector pesquero no estuvo exenta de discrepancias. Así, Cepesca no está de acuerdo con que las ayudas a paradas temporales se limiten temporalmente al estado de alarma ni a que se descuente de ellas los pagos de seguridad social asociados a un ERTE.

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) “no comparte los criterios del Gobierno que limitan las ayudas a paradas temporales de la flota únicamente al periodo de alarma (del 16 de marzo al 10 de mayo previsto), ni que el Ejecutivo tenga intención de descontar de ellas las cuantías exoneradas a las empresas de los pagos a la Seguridad Social de los tripulantes de aquellos buques que se hayan acogido a un ERTE por causas de fuerza mayor”.

Así lo manifestó ayer Cepesca a la secretaria general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Alicia Villauriz, durante la videoconferencia con el Ministerio para informar al sector sobre la articulación de las ayudas concedidas por la UE.

Cepesca argumentó que el reglamento europeo aprobado permite que estas ayudan se extiendan hasta el 31 de diciembre próximo y no considera razonable la limitación. En consecuencia, solicitó ampliarlas hasta final de año. La patronal considera que el Gobierno debería de tener en cuenta la crisis económica que se avecina, la cual provocará que el mercado tarde muchos meses en recuperarse. En este sentido, apuntó que la demanda y el consumo de pescados y mariscos tardará en ajustarse, porque el canal HORECA, el turismo y el propio consumo doméstico tardarán en volver a la normalidad y poder absorber la oferta de productos pesqueros. Según Cepesca, es muy preocupante el impacto en los precios en primera venta que puede tener la vuelta a la actividad de toda la flota de bajura, pues dicho precios pueden hundirse, como ya está ocurriendo con la anchoa en el Cantábrico.

Así mismo, recordó que hay flotas, como la marisquera congeladora de Huelva o la de palangre de superficie gallega, que llevan varias semanas sin apenas vender sus capturas, almacenándolas en frigoríficos debido a la escasa demanda de estos productos, por lo que no se descarta que en las próximas semanas se vean obligados a parar su actividad si la situación del mercado no cambia.

Por otra parte, Cepesca insistió en no mezclar las cuestiones laborales con los fondos estructurales, expresando su desacuerdo “con la intención del Gobierno de descontar de estas ayudas las cuantías exoneradas a las empresas de los costes de la Seguridad Social de los tripulantes de aquellos buques que se hayan acogido a ERTES por causas de fuerza mayor”. La patronal “no considera procedente mezclar las cuestiones laborales con los fondos estructurales, ya que la cantidad de las ayudas que recibiría un buque sería, en ese caso, ridícula”. A ese respecto Cepesca expuso ejemplos reales de buques cerqueros, arrastreros y de artes menores que, con la aplicación de la norma tal como propone el Gobierno, recibirían ayudas que en algunos casos no superarían los 800 euros por empresa y mes.

En la reunión, Cepesca también solicitó la realización de una campaña de promoción de consumo de pescado, coordinada con las comunidades autónomas y con la Comisión Europea, así como ayudas de minimis a aquellas flotas que siguen pescando y como mecanismo para tratar de compensar la reducción de ingresos durante las últimas semanas que ha llevado a muchos buques a faenar con pérdidas. El sector también volvió a solicitar autorización para poder adquirir test de detección y material necesario para garantizar la salud de las tripulaciones y pidió su intermediación para poder realizar los relevos de las tripulaciones en terceros países, uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la flota de gran altura en estos momentos. Por último, pidió a la SGP la realización de un estudio riguroso para conocer el impacto de la COVID-19 en la reducción del esfuerzo pesquero por parte de los arrastreros en el Mediterráneo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.