Comienza Ahuyemar, un proyecto de ARVI para minimizar las interferencias entre delfines y la pesca de cerco

Comienza Ahuyemar, un proyecto de ARVI para minimizar las interferencias entre delfines y la pesca de cerco

ARVI, con colaboración de ANFACO-CECOPESCA, acaba de lanzar el proyecto Ahuyemar, destinado a desarrollar metodologías que eviten la interacción de mamíferos marinos con las redes de cerco durante la actividad pesquera.

El proyecto, encuadrado como complementario del LIFE-IP Intermares y que cuenta con el apoyo de la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA), se centra en evitar las interacciones entre los delfines –principalmente los mulares– y las redes de la flota de cerco litoral en el caladero cantábrico noroeste.

Las interferencias entre cerqueros y delfines son variadas y complejas, con efectos de doble dirección. En ocasiones, los cetáceos llegan a producir importantes pérdidas económicas al espantar los cardúmenes de las especies pelágicas de las que se alimentan (sardina y jurel, principalmente), o al ocasionar daños y roturas en las mallas de la red; pero en otros casos son los cetáceos lo que sufren lesiones al aproximarse al cerco o mueren por su captura accidental.

En el ámbito de Ahuyemar se van a realizar muestreos de las interacciones a bordo de buques cerqueros y, simultáneamente, se testarán unos nuevos dispositivos acústicos para espantarlos, diseñados por la empresa Fishtek Marine.

Las actividades del proyecto comenzaron el lunes 3 de junio en el buque Chaveiga, en el cual embarcó una observadora científica de la CEMMA, cuya misión es recoger información sobre la interacción de cetáceos-pesca y testar la eficacia de los dispositivos acústicos de Fishtek Marine, diseñados para ahuyentar a los mamíferos marinos y evitar que se aproximen a la red durante los lances de pesca.

El proyecto incluye protocolos de actuación y de buenas prácticas a bordo en el caso de interacción con delfines y cuenta con las autorizaciones administrativas necesarias para llevar a cabo tanto la recogida de datos sobre la actividad pesquera, como el uso de los dispositivos acústicos y la monitorización de los cetáceos, ya que se trata de especies protegidas.

José Antonio Suárez-Llanos, director gerente de ARVI, indica que “queremos dar una salida beneficiosa tanto para los delfines como para compensar las pérdidas que su interacción con nuestra flota de cerco ocasiona al sector pesquero, y poner en práctica medidas que eviten este tipo de interacciones en el futuro”.

A finales de año se dispondrá de los resultados preliminares de esta campaña de embarques, los cuales se presentarán en una jornada técnica y se darán a conocer a través de diferentes vías de divulgación

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.