Comienza la campaña oceanográfica DESCARSEL del IEO

Comienza la campaña oceanográfica DESCARSEL del IEO

Mañana,  29 de agosto, comenzará la cuarta edición de la campaña DESCARSEL, que estudiará la reducción de los descartes pesqueros en la pesca de arrastre al fresco del caladero Cantábrico-Noroeste a través de la mejora de las medidas técnicas, dispositivos de selectividad y alta supervivencia.DESCARSEL está organizada por el Centro Oceanográfico de Vigo del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y cofinanciada por la Secretaría General de Pesca (SGP) del  Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). Se realizará en el buque oceanográfico Miguel Oliver, perteneciente a la Secretaría General de Pesca y se prolongará hasta el 9 de septiembre.

En la campaña se valorarán, de forma experimental, las características selectivas de distintos copos de pesca con diferentes tamaños de malla y armados con dispositivos selectivos como ventanas de escape de juveniles. El uso de cámaras submarinas y la avanzada tecnología del buque oceanográfico permitirán una monitorización completa de las operaciones de pesca. Para realizar el seguimiento técnico de los dispositivos selectivos se utilizan varias cámaras submarinas instaladas en diferentes puntos de la red, que desvelan el comportamiento de los peces dentro del copo y sus movimientos de escape, lo que permite diseñar artes más sostenibles y efectivos para la pesquería, con el objetivo de minimizar los efectos de la pesca en el ecosistema y los stocks.

Los objetivos principales de esta campaña son por un lado, mejorar los parámetros de selectividad y las curvas de selección para las especies objetivo y por otro lado, estudiar la supervivencia de algunas especies que llegan a bordo con vida. Tal y como señala Julio Valeiras, jefe de campaña, “especies como las rayas y cigalas vivas pueden ser liberadas cuando no haya cuota o sean individuos pequeños. Para ello se mantienen en viveros a bordo, se monitorizan y se liberan marcadas al mar. En el caso de las rayas, un alto porcentaje de ellas pueden sobrevivir si son manipuladas de forma adecuada. Esto permite al sector pesquero contar con exenciones a la obligación de desembarque que benefician al ecosistema, a la especie y al propio pescador, porque puede devolver vivas al mar algunas especies sin consumir cuota, lo que contribuye a realizar buenas prácticas pesqueras”.

Los resultados de esta campaña servirán para la toma de decisiones en materia de gestión pesquera que permitan conjugar la sostenibilidad de los recursos y la superveniencia socio-económica del sector pesquero.

La serie de campañas DESCARSEL comenzó en el año 2017 a bordo del B/O Miguel Oliver, en coordinación con la Secretaría de Pesca, para obtener información para una gestión sostenible de los recursos pesqueros en el marco de la normativa conocida como “Obligación de Desembarque” por la que todas las capturas deben ser llevadas a puerto y se limita el descarte en el mar.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.