El 58% de las sardinas y el 60% de las anchoas del Mediterráneo Occidental tienen microplásticos en sus intestinos

El 58% de las sardinas y el 60% de las anchoas del Mediterráneo Occidental tienen microplásticos en sus intestinos

Según un estudio publicado en la revista Marine Pollution Bulletin y realizado por cientificos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), el Instituto de Ciències del Mar (ICM-CSIC) y el Institut Français de Recherche pour l’Exploitation de la Mer (IFREMER), el 58% de las sardinas y el 60% de las anchoas del Mediterráneo Occidental presentan microplásticos en sus intestinos.

Entre los factores que influyen en esta incidencia está la prevalencia de parásitos, como larvas, trematodos y nematodos, en el tracto intestinal. Es decir, los individuos con mayor contenido de microplásticos en su sistema digestivo son los que también tienen más parásitos. Las muestras para el estudio fueron recogidas durante la campaña MEDITS de 2018.

En el caso de las sardinas, los resultados del trabajo muestran que los individuos con peor condición corporal tienen una probabilidad más alta de ingestión de microplásticos. En el caso de la anchoa, en cambio, la probabilidad de incidencia aumenta en los individuos con un índice gonadosomático –peso de la gónada como porcentaje del peso total del cuerpo que se utiliza para medir la madurez sexual de los individuos– más alto y de menor tamaño. En los individuos de ambas especies una peor condición corporal implica una mayor incidencia tanto de parásitos como de mircroplásticos.

Según el estudio, áreas geográficas con mayores probabilidades de ingestión de microplásticos son el golfo de Alicante para las sardinas y el golfo de León – delta del Ebro para las anchoas. Además, en ambas especies existe una relación positiva entre la presencia de parásitos y la ingestión de microplásticos, lo que pone de manifiestoque tanto el parasitismo como la ingestión de microplásticos pueden afectar tanto a la salud de las poblaciones marinas como a la de los consumidores humanos.

Maria Grazia Pennino, primera autora del artículo, señala que “este es uno de los primeros estudios que encuentra este tipo de relación entre la incidencia de microplásticos y parásitos”. Por su parte, Marta Coll, investigadora del ICM- CSIC, apunta que “los resultados de este estudio plantean nuevas preguntas para continuar la investigación, ya que, por ejemplo, desconocemos aún el mecanismo concreto por el cual los peces pelágicos pequeños con mayor incidencia de microplásticos también presentan mayor cantidad de parásitos intestinales”.

El estudio ha sido desarrollado en el contexto de los proyectos PELWEB (CTM2017-88939-R) y PELCAT (CAT 152CAT00013, TAIS ARP059/19/00005) financiado para el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y la Generalitat de Cataluña, respectivamente.

Artículo de referencia: Pennino, M.G, Bachiller, E., Lloret Lloret, E., Albo Puigserver, M., Jadaud, A., Bellido, J.M., Coll, M., 2020.  Ingestion of microplastics and occurrence of parasite association in Mediterranean anchovy and sardine. Marine Pollution Bulletin, 158, https://doi.org/10.1016/j.marpolbul.2020.111399

FOTO: Contenido intestinal de una anchoa con microplastico (en azul). Fotografía de Marta Albó-Puigserver

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.