El IEO desarrollará indicadores de biodiversidad del “hábitat pelágico” alrededor de las islas Baleares para la Red Natura 2000

El IEO desarrollará indicadores de biodiversidad del “hábitat pelágico” alrededor de las islas Baleares para la Red Natura 2000

El Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO) desarrollará indicadores de biodiversidad del “hábitat pelágico” o columna de agua alrededor de las islas Baleares, con especial atención a la biodiversidad en la Red Natura 2000.

El trabajo se hará en el marco del proyecto Diversidad en el hábitat pelágico: desarrollo de nuevos indicadores para responder a los nuevos requerimientos para definir el Buen Estado Ambiental propuesto en la Directiva Marco de Estrategias Marinas (DIVERPEL) y se llevará a cabo durante 2019. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y del Programa pleamar del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). El objetivo final de DIVERPEL es desarrollar indicadores de biodiversidad del hábitat pelágico alrededor de las Islas Baleares, con especial atención a la biodiversidad en la Red Natura 2000.

Las Islas Baleares cuentan con 159 espacios, que ocupan 221.909 hectáreas y suponen el 23 % de su territorio incluidos en la Red Natura 2000, el principal instrumento de conservación de la Unión Europea y con el que se pretende asegurar la supervivencia a largo plazo de los hábitats y las especies más valiosas del continente y sus mares.

La inclusión en 2017 de la columna de agua o «hábitat pelágico», así como de ciertos criterios que deben considerarse para estimar su calidad, dejó en evidencia la existencia de un gran vacío metodológico y de conocimiento básico respecto a este tipo de hábitat. Por el momento no existe consenso alguno en cuanto a la definición del Buen Estado Ambiental (BEA) para este tipo de hábitats. El conocimiento del ambiente pelágico, de la características hidrográficas y dinámica de las masas de agua, juega un papel fundamental para comprender los procesos que regulan tanto la dinámica de poblaciones explotadas por la pesca como la diversidad marina. Ese conocimiento resulta, por tanto, crucial para la evaluación y la planificación de medidas de gestión destinadas a asegurar la sostenibilidad de los recursos vivos marinos.

Una de las condiciones que debe cumplir el hábitat pelágico para cumplir con los criterios de Buen Estado Ambiental debe ser que todas las especies presentes en condiciones ambientales normales deben poder ser capaces de encontrar su hábitat necesario para completar su ciclo vital. Otra de las condiciones que debe cumplir este hábitat para estar en Buen Estado Ambiental es precisamente que no se vean obstruidos ni la dinámica física del océano ni, por lo tanto, los movimientos de fauna y masas de agua.

El IEO dispone de series temporales de organismos marinos y variables hidrográficas y biogeoquímicas (como, por ejemplo, nutrientes y oxígeno disuelto) que pueden constituir una herramienta muy valiosa de seguimiento de biodiversidad marina y cambios en las masas de agua. Estos cambios se pueden utilizar para determinar indicadores y valores umbrales que definan el Buen estado Ambiental de un hábitat pelágico y su impacto en la biodiversidad.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.