El nuevo plan rector decenal para el Parque Nacional de las Islas Atlánticas limita el número de visitantes

El nuevo plan rector decenal para el Parque Nacional de las Islas Atlánticas limita el número de visitantes

Según declaraciones hechas hoy, 28 de diciembre, por el presidente del Gobierno de Galicia, Alberto Núñez Feijóo en rueda de prensa, se ha ratificado un nuevo plan rector decenal para el Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Feijóo indicó que dicho plan es un paso más para conseguir la declaración del Parque como patrimonio de la humanidad por pate de la UNESCO.

En el Plan se recogen los objetivos y criterios de gestión, estableciéndose la normativa de protección, así como la regulación de aprovechamientos, la zonificación y las actuaciones expuestas para los próximos 10 años en materia de conservación, uso público, investigación y seguimiento.

Por primera vez, se establece un cupo de visitantes en la totalidad de islas que conforman el Parque Nacional, formado por las islas Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada, que tendrán un límite de acceso tanto durante la temporada alta como en la baja.

En temporada alta a isla de Ons (Semana Santa y el período comprendido entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre) tendráun cupo máximo de 1.300 visitantes al día (200 para grupo y la zona de acampada quedará limitada a 300 personas diarias); las islas Cíes tendrán un límite de 1.800 visitantes diarios (200 para grupos y un máximo de 600 campistas).

En temporada baja tanto Cíes como Ons tendrán un cupo máximo de 450 personas para cada archipiélago. En Sálvora y Cortegada dicho cupo es de 250 personas para cada isla, tanto en la temporada alta cómo en la baja.

Otra novedad será una nueva zonificación del Parque, que tiene en cuenta su dimensión vertical y la profundidad de las aguas. Así, además de las cinco zonas ya existentes (zona de reserva, de uso restringido, de uso moderado, de uso especial y de edificaciones existentes), se zonifica el medio marino para adecuar su delimitación a las distintas profundidades y ecosistemas.

También se incluye la regulación de los aprovechamientos pesqueros y medidas para la eliminación de especies invasoras. A este respecto, se propone una regulación en consenso con el sector, destinada a mantener las actividades que se venían desarrollando hasta ahora, además de promover un código de buenas prácticas e impulsar una marca de calidad para los productos obtenidos dentro del ámbito del Parque Nacional.

Finalmente, se incluye un bloque de actuación con varias líneas de trabajo, que recogerán las prioridades en la gestión y conservación del parque, con un presupuesto anual de más de 2,5 millones para avanzar en la conservación de la biodiversidad y paisaje; investigación; uso público; conservación del patrimonio cultural; mejora de la sostenibilidad y la calidad de vida; y la definición de un plan de emergencia y autoprotección y uno de desarrollo sostenible.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.