Europêche se opone a la iniciativa de la Comisión Europea de incluir el marrajo dientuso en el Apéndice II de CITES

Europêche se opone a la iniciativa de la Comisión Europea de incluir el marrajo dientuso en el Apéndice II de CITES

Europêche, patronal del sector pesquero europeo, se opone a la decisión de la Comisión Europea (CE) de suscribir la propuesta mexicana de incluir al tiburón marrajo dientuso en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Según Europêche, “esta medida, además de carecer de base científica y legal, tendría un impacto muy negativo en la actividad económica del sector, en especial en España y Portugal. Concretamente, y en el caso español, según apunta la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), en 2017 se comercializaron casi 3.000 toneladas que generaron un volumen de negocio de 10 millones de euros”.

Europêche considera que la iniciativa carece de base científica y legal e insiste en esta pesquería está fuertemente regulada por las distintas Organizaciones Regionales de Pesca (ORP), como ICCAT. De hecho, afirma la patronal, “este organismo ha desarrollado ya varias evaluaciones científicas de las poblaciones en el Atlántico norte y sur, y adoptó las medidas adecuadas para garantizar su sostenibilidad”.

También señala que desde el punto de vista legal, la especie también está incluida en el Apéndice II del Convenio de la Convención sobre Especies Migratorias (CMS). Por tanto, para Europêche “el tiburón marrajo dientuso está suficientemente protegido y regulado para garantizar su explotación sostenible, así, como su comercio legal, por lo que su inclusión el Apéndice II de CITES conduciría, indudablemente, a la incertidumbre legal y la duplicación de regulaciones de diferentes instrumentos que persiguen el mismo objetivo”.

En cuanto a riesgos para la supervivencia, Europêche recuerda que esta especie “tiene una amplia distribución geográfica en todo el mundo y es capaz de una rápida reproducción”, lo que “dibuja una situación no comparable, en términos de conservación, al resto de las especies incluidas en el Apéndice II de CITES, especialmente con especies como, por ejemplo, el tiburón martillo o la ballena”. Finalmente, Europêche subraya la práctica inexistencia de comercio ilegal de la especie.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.