Greenpeace inicia “De Polo a Polo”, una ambiciosa expedición para promover un Tratado Global de los Océanos

Greenpeace inicia “De Polo a Polo”, una ambiciosa expedición para promover un Tratado Global de los Océanos

El 10 de abril de 2019 Greenpeace ha anunciado que sus barcos viajarán durante casi un año en la expedición «De Polo a Polo», deteniéndose en las áreas que la organización estima deben ser protegidas con mayor urgencia. La finalidad es “documentar y subrayar las numerosas amenazas que enfrentan los océanos y exigir la aprobación de un Tratado Global de los Océanos en Naciones Unidas”.

Greenpeace indica que “la expedición De Polo a Polo llevará a bordo a científicos y activistas para investigar las principales amenazas que acechan las aguas de alta mar: el cambio climático, la sobrepesca, la contaminacióń por plásticos, la minería y las prospecciones en busca de petróleo y recursos genéticos (farmacéuticas)».

El barco Esperanza de Greenpeace se encuentra en Londres ultimando los preparativos. El jueves 11 la organización celebrará un acto en el Ayuntamiento de dicha ciudad, que dará comienzo a la iniciativa.

Los hitos y actividades previstas por Greenpeace las siguientes:

Ártico: El Esperanza partirá de Londres esta semana rumbo al Ártico, donde se investigará el impacto del cambio climático en la región y en la fauna.

Ciudad Perdida de la Atlántida: Es un complejo ecosistema de fuentes hidrotermales en el fondo marino, que podría albergar indicios sobre los orígenes de la vida en la Tierra. Recientemente se han otorgado licencias para realizar prospecciones mineras de aguas profundas en la zona.

El mar de los Sargazos: Aquí se estudiará el impacto de la contaminación por plásticos en el ecosistema y su biodiversidad. El mar de los Sargazos es uno de los cinco giros oceánicos que acumulan mayor cantidad de desechos marinos, en concreto, plásticos y microplásticos.

Arrecife del Amazonas: Al norte de Brasil y en la Guayana Francesa el río más grande del mundo se encuentra con el océano y existen complejos bosques de corales y esponjas que albergan peces, ballenas y tortugas marinas. Varias empresas quieren desarrollar prospecciones en busca de petróleo en esta región, donde un derrame tendría efectos devastadores en la vida marina.

Monte Vema: Otro barco de Greenpeace, el Arctic Sunrise, visitará el Monte Vema, en la costa oeste de África, una montaña submarina que ya ha sufrido impactos demoledores por la pesca industrial.

Antártida: El Esperanza llegará a la Antártida a principios de 2020, un frágil ecosistema amenazado por el cambio climático y la pesca industrial.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.