Informe de Greenpeace con motivo de la COP25

Informe de Greenpeace con motivo de la COP25

Coincidiendo con la COP25 Greenpeace ha publicado el informe ‘La crisis climática y la necesidad urgente de protección de los océanos’, destacando la grave situación de los océanos y la posibilidad de que en 2020 se tomen importantes medidas correctoras.

Según Greenpeace, “el colapso del mar, debido al uso de combustibles fósiles, se está produciendo a una velocidad vertiginosa y a gran escala, ya que altera la estructura y las funciones de los ecosistemas y provoca el calentamiento del agua, el aumento del nivel del mar y la acidificación y desoxigenación del océano”. Según la organización ecologista, “la vida de entre 100 y 300 millones de personas podría verse amenazada si la crisis de los océanos continúa a este ritmo”.

El informe destaca que a lo largo del próximo siglo el aumento del nivel del mar desfigurará las costas de numerosos países, lo que puede llegar a triplicar la estimación de la cantidad de personas amenazadas. Casi tres cuartas partes de las comunidades más vulnerables se hallan en ocho países asiáticos, siendo China el más afectado, afirma Greenpeace.

La publicación insiste en que los dos tercios de los ecosistemas marinos ya se han visto afectados por la acción humana. Algunas cifras: las extensiones de praderas marinas han ido menguando a un ritmo de más de un 10% por década entre 1970 y 2000, mientras que la presencia de corales vivos en los arrecifes se ha reducido casi a la mitad en los últimos 150 años, con un drástico declive registrado los últimos 20 años. El informe añade que “además del cambio climático, la sobrepesca y las prácticas pesqueras ilegales son otra de las principales causas de la destrucción de la vida marina: en 2015, el 33% de las poblaciones de peces ya estaba siendo sobreexplotado hasta niveles insostenibles y un 60% había alcanzado su límite de explotación”.

El informe insta a la acción coordinada de los gobiernos, aprovechando algunos “momentos clave” que van a tener lugar el año que viene y que constituyen una “ventana de oportunidad única” para abordar el colapso climático. En concreto, la organización ecologista pide más ambición en los objetivos nacionales para que sus emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan a la mitad en 2030 en la cumbre climática en España y en la del año que viene, en Reino Unido, la aprobación de un Tratado Global de los Océanos en la ONU para finales de 2020 y el compromiso de proteger el 30% de los océanos a través de una red de santuarios marinos, también en la cumbre del Convenio sobre la Diversidad Biológica en China en octubre de 2020. 

 

 

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.