Instalado en el Océano Índico el primer dispositivo concentradores de peces (DCP) biodegradable y no enmallante del Proyecto BIOFAD

Instalado en el Océano Índico el primer dispositivo concentradores de peces (DCP) biodegradable y no enmallante del Proyecto BIOFAD

El primer Dispositivo Concentradores de Peces-DCP biodegradable y no-enmallante (BIOFAD) experimental del proyecto europeo de igual nombre fue plantado (instalado) la semana pasada en el Océano Índico.

Dicho proyecto, coordinado por AZTI y en que también participan el Instituto Español de Oceanografía (IEO), el Institut de Recherche pour le Développement (IRD), la Autoridad Pesquera de Seychelles (SFA) y la International Seafood Sustainability Foundation (ISSF), tiene previsto desplegar en el Océano Indico 1.000 Dispositivos Concentradores de Peces (DCPs) construidos con materiales biodegradables durante 2018 y 2019. El Proyecto BIOFAD cuenta también con la colaboración de los atuneros congeladores de armadores integrados en las asociaciones ANABAC, OPAGAC y ORTHONGEL.

El proyecto BIOFAD, que se inició en agosto de 2017 y continuará hasta mayo de 2019, tiene como fin comprobar la efectividad de materiales biodegradables de origen natural –como el algodón– en la construcción de DCPs biodegradables y no enmallantes, a los cuales ha denominado BIOFADs, que reducirían el impacto medioambiental de los actuales DCPs.

Al respecto Hilario Murua, de Gestión Pesquera Sostenible de AZTI, afirma que “estamos investigando el uso de DCPs que permitan llevar a cabo una pesca más sostenible, construidos con materiales biodegradables de origen natural para minimizar su impacto en el ecosistema y evitando el enmalle de especies sensibles como tiburones y tortugas”.

Actualmente, los DCPs se construyen con materiales sintéticos, como las redes de nylon de luz de malla pequeña o configuradas para evitar el enmalle de especies sensibles, que al tener un ciclo de vida largo aumentan los potenciales efectos negativos que pueden generar en el medio marino. Los impactos negativos que los DCPs pueden causar en el medio marino son, entre otros, su varamiento en zonas sensibles como playas y arrecifes, y su acumulación en el medio , un problema creciente en los ecosistemas marinos.

De esta manera, el proyecto BIOFAD pretende diseñar y probar nuevos prototipos de DCPs que además de ser efectivos para la pesca sean biodegradables y poco contaminantes para el medio marino, evitando además el emmallamiento de las especies no objetivo, sobre todo de especies asociadas sensibles como tortugas y tiburones.

El eje del proyecto es estudiar la eficiencia de los BIOFADs y sus materiales biodegradables y compararla con los DCPs no-enmallantes utilizados actualmente.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.