La procedencia sostenible empieza a pesar más que el precio para los europeos en la compra de los productos pesqueros

La procedencia sostenible empieza a pesar más que el precio para los europeos en la compra de los productos pesqueros

Según un estudio realizado por Deloitte a escala europea, por primera vez los consumidores mirán más la procedencia sostenible del pescado que su precio a la hora de adquirirlos

Este factor es el quinto para los consumidores europeos, con 3,8 puntos, frente a los 3,7 del precio. Las primeras posiciones son para el frescor del producto, con 6,8 puntos; su sabor y beneficios para la salud, ambos con 6,3 puntos, y la facilidad de ingesta, con 5,3 puntos.

Según OPAGAC este estudio, realizado sobre una muestra de más de 11.000 consumidores en superficies de venta alimentaria, revela que los ciudadanos comienzan a tener una actitud más exigente contra la pesca ilegal y hacia la sostenibilidad social y medioambiental. De hecho, el pasado 30 de abril, la patronal europea Europêche solicitó a la Comisión Europea revisar los criterios que actualmente establece a las importaciones de productos pesqueros procedentes de las flotas asiáticas que, en el caso del atún, uno de los productos más consumidos por los europeos, pueden llegar a estar totalmente exentas de aranceles a través de los contingentes arancelarios. Las importaciones de atún procedente de China ascendieron a 79.500 toneladas el pasado año, representando el 53% del atún consumido en Europa frente al 5% que representaba en 2012.

El 75% de los consumidores europeos afirma haber modificado sus hábitos de compra hacia productos pesqueros responsables socialmente y desde el punto de vista ambiental durante los últimos dos años, y de este porcentaje el 12% afirma consumir únicamente este tipo, un 35% haber comenzado a hacerlo y, en igual porcentaje, hacerlo con ciertas categorías de ellos. Dentro de esta tendencia, los consumidores españoles ocupan una posición destacada. De hecho y comparados, por ejemplo, con los franceses, han modificado sus criterios de compra hacia este tipo de productos en un porcentaje superior en 3 puntos a los galos (76% frente a 73%) y superan en un punto a la media europea.

Otro punto relevante del estudio es la disposición de los consumidores a pagar más por productos sostenibles y socialmente responsables.  Así, en el caso español el 71,5% declara estar dispuesto a ello, y de ellos, el 50% aceptaría un coste mayor siempre que fuera inferior al 5%, y un 37% si fuera entre un 5% y un 10%.

Otra conclusión relevante del estudio es la disponibilidad de los consumidores a cambiar de establecimiento habitual de compra hacia otros con mayor oferta de productos sostenibles y responsables desde el punto de vista social. De hecho, así lo manifiesta sorprendentemente el 90,5% de los consumidores de nuestro país. De este total, el 32,5% lo haría de manera definitiva y el 58% ocasionalmente. De nuevo, también en este apartado, los consumidores de nuestro país superan a los galos, que manifiestan estas conductas en un 31% y 48%, respectivamente.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.