La UE y Corea del Sur firman una declaración conjunta contra la pesca ilegal

La UE y Corea del Sur firman una declaración conjunta contra la pesca ilegal

La Unión Europea y la República de Corea se comprometieron a través de un comunicado, el día 18, a colaborar estrechamente para luchar contra la pesca no declarada, no reglamentada e ilegal (INDNR). La declaración conjunta fué firmada por el comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella y Kim Young Choon, Ministro de Océanos y Pesca de la República de Corea.

Según Vella «poner fin a la pesca ilegal es uno de los principales objetivos de la agenda internacional de la gobernanza oceánica de la UE. Al unir fuerzas con la República de Corea, un actor mundial de la pesca, enviamos un mensaje claro a los que se saltan el derecho internacional: No hay lugar para sus productos en nuestros mercados y continuaremos luchando contra la pesca ilegal hasta que la hayamos erradicado por completo «.

Con la nueva asociación, la UE y la República de Corea se comprometen a lo siguiente:

– Intercambiar información sobre sospechas de actividades IUU.

– Mejorar la trazabilidad mundial de los productos pesqueros amenazados por la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, a través de un sistema electrónico de documentación basada en el riesgo y certificación de captura.

– Unir fuerzas para apoyar a los estados subdesarrollados en la lucha contra la pesca INDNR y la promoción de la pesca sostenible a través de la educación y la formación.

– Fortalecer la cooperación en foros internacionales, incluidas las organizaciones regionales de ordenación pesquera.

La República de Corea es el cuarto país con el que la UE firma una declaración conjunta sobre la pesca INDNR, después de Estados Unidos, Japón y Canadá. En conjunto, estas cinco economías importaron casi 90 mil millones de euros en pescado y productos pesqueros en 2017. La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada constituye una de las amenazas más graves para la pesca sostenible y la biodiversidad marina en los océanos del mundo, con consecuencias ambientales y socioeconómicas devastadoras. Estas consecuencias son particularmente difíciles para las comunidades costeras de los países en desarrollo, que dependen de la pesca para su alimentación y empleo. A nivel mundial, se estima que la pesca INDNR priva a las comunidades costeras y a los pescadores honestos de hasta 20 mil millones de euros de productos del mar y productos del mar por año.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.