OPAGAC pide que Europa reflexione sobre la situación de las tripulaciones en los pesqueros chinos

OPAGAC pide que Europa reflexione sobre la situación de las tripulaciones en los pesqueros chinos

Después de la emisión de un vídeo con la sepultura en el mar de marineros indonesios de un pesquero chino, Opagac cree que en Europa se debe abrir un debate y reflexionar sobre los criterios de la UE respecto a las importaciones de productos pesqueros procedentes de la flota de dicho país.

La situación de las tripulaciones en no pocos buques orientales, aunque de sobra conocida, ha vuelto a la actualidad por lo ocurrido en un buque chino, que ha provocado la intervención del Gobierno de Indonesia, país de origen de los marineros sepultados en el mar. Dicho Gobierno, además de abrir una investigación criminal a Dalian Ocean Fishing, la empresa propietaria –que opera 32 atuneros más­–, ha solicitado explicaciones a las autoridades chinas. A su vez, estas han anunciado su colaboración en la investigación abierta.

El escándalo se hace internacional cuando la importante televisión coreana Munhwa Broadcasting Corporation (MBC) emite el 5 de mayo uno de los vídeos subidos a redes sociales en el que se muestra como se sepulta desde el citado pesquero una persona en el mar (puede verse en https://youtu.be/3QIEmJ1mCZY  ).

Según informaciones publicadas en medios indonesios, hay tres videos subidos a cuentas de redes sociales que mostrarían partes del incidente, que culminaría con el entierro en el mar de un miembro de la tripulación indonesia a bordo de un barco de pesca chino. En un primer vídeo se ve a tres miembros de la tripulación llevar a otro que no podía ponerse de pie. Esas personas se comunicaban en un dialecto javanés. Un segundo video muestra a tres personas que hablan chino envolviendo el cuerpo de un miembro de la tripulación. En el tercer video se observa como un cuerpo es sepultado en el mar.

Al respecto, OPAGAC indica que viene denunciando desde hace tiempo este tipo de trato vejatorio a las tripulaciones de los buques chinos, incluso con casos de esclavitud y explotación infantil.  Según datos de dicha organización, las importaciones europeas de atún procedentes de flotas del sudeste asiático y China –que están exentos de aranceles– han pasado de representar el 5% en 2012 al 53% en 2019. En total, Europa importó más de 79.500 toneladas de atún procedente de estas flotas el año pasado para consumo interno.

OPAGAC destaca que “el agravio comparativo con la producción comunitaria, que cumple con todos los requisitos legales, es abismal”, e insiste en que “la aplicación del Convenio 188 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), ya en vigor, debe exigirse a todas las importaciones al mercado comunitario, para garantizar que el consumidor europeo no consume pescado proveniente de barcos con esclavos a bordo o en los que no se respetan las condiciones sociales mínimas ni los salarios fijados por la OIT”.

A juicio de OPAGAC, la crisis sanitaria desatada por la COVID-19 y su impacto en la seguridad y bienestar de las tripulaciones ha evidenciado aún más la situación que viven los marineros de las flotas chinas, muchas veces abandonados a su suerte a bordo de los buques

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.