CSIC Tag

La gaviota patiamarilla (Larus michahellis) tiene una alta capacidad de para adaptarse a las actividades humanas y a los cambios de estas. Esa es la conclusión de un estudio, desarrollado por investigadores del CSIC y la Universidad de Barcelona (UB) en ejemplares que nidifican en el Paraje Natural Marismas del Odiel, en Huelva.

El Instituto de Investigaciones Marinas (IIM) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) liderará 7 de los 14 proyectos financiados por el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica que el CSIC desarrollará en Galicia. De ellos cuatro están directamente vinculados al mar. El IMM, situado en Vigo, ha obtenido más de 1 millón de euros para desarrollar estas 7 nuevas investigaciones.

El Instituto de Investigaciones Marinas (IIM) de Vigo del CSIC inicia dos proyectos de investigación: Nuevas tecnologías moleculares y de control remoto para la evaluación de las poblaciones de cetáceos”(NuTEC) y Evaluación y mejora de la supervivencia de descartes en la flota artesanal gallega mediante telemetría acústica.

Un equipo de investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO), del CSIC y de la King Abdullah University of Science and Technology ha calculado la migración vertical que requerirían algunas especies marinas para mantener una temperatura constante hasta 2100. Se trata de la primera estimación global del potencial de la migración vertical en respuesta al cambio climático marino.

El CSIC –a través del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA)–, la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), Puertos del Estado y Azti participan en el proyecto europeo EuroSea, destinado a mejorar la observación marina de las costas de Europa que se puso en marcha a finales de noviembre.

Las aves que se posan durante largo tiempo en el mar pueden utilizarse para medir la velocidad de las corrientes marinas con una fiabilidad semejante a la de los métodos tradicionales, algunos sofisticados. Esta es la conclusión de un estudio internacional liderado por científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y publicado en la revista Scientific Reports.

Se estima que desde los años cuarenta se ha perdido el 30 % de la extensión de praderas de angiospermas marinas en zonas tropicales y templadas. Sin embargo, un estudio internacional indica que en las regiones árticas y subárticas sucede lo contrario: la extensión de las praderas submarinas y su capacidad de fijar carbono ha estado aumentando durante el mismo periodo.