WWF apoya las nuevas normas sobre plásticos de un solo uso de la UE para combatir los residuos marinos y pide un acuerdo mundial

WWF apoya las nuevas normas sobre plásticos de un solo uso de la UE para combatir los residuos marinos y pide un acuerdo mundial

WWF considera muy positivo el acuerdo adoptado por el Consejo de la UE el 21 de mayo para hacer frente a los desechos marinos procedentes de los 10 productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas europeas, también a los artes de pesca abandonados y a los plásticos oxodegradables.

Los productos de plástico de un solo uso (como cubiertos, platos y pajitas) no podrán comercializarse cuando haya alternativas fácilmente disponibles y asequibles. En el caso de otros productos, el objetivo es limitar su uso mediante la reducción del consumo a escala nacional, la introducción de requisitos de diseño y etiquetado, así como la imposición de obligaciones de gestión y limpieza de residuos a los productores.

Se estima que las nuevas medidas generarán importantes beneficios medioambientales y económicos, como evitar que se emitan 3,4 millones de toneladas equivalentes de CO2; evitar que se produzcan daños ambientales que costarían unos 22 000 millones de euros de aquí a 2030 y permitir a los consumidores ahorrar 6 500 millones de euros.

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF, en declaraciones a Magazine Océano, señaló que “es un paso muy importante y esperamos que esta medida se eleve a nivel global. WWF está trabajando para un acuerdo internacional que haga esto. La decisión de la UE es muy positiva, pero necesitamos que tome a nivel planetario”.

Del Olmo añadió que “la UE es un consumidor de plásticos muy importante, pero donde se está generando la mayor cantidad de basura es en Asia. En cuanto al Mediterráneo, es en Turquía y los países del norte de África. Por eso es necesario un acuerdo global semejante al que se llegó para los gases contaminantes. En cuanto a España, pedimos al Gobierno Español que sea ambicioso. La prohibición de la UE es importante, pero es fundamental reducir el consumo. El plástico se ha convertido en una epidemia, está en todas partes, y esto debe ser tratado de acuerdo con la gravedad que supone”.

Por su parte el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha declarado que “Las pajitas o los tenedores de plástico son objetos pequeños que pueden provocar daños graves y duraderos. La legislación sobre los plásticos de un solo uso abordará el 70% de los objetos que constituyen los vertidos marinos, lo que evitaría daños al medio ambiente que, de otro modo, costarían 22 000 millones de euros de aquí a 2030”.

Según informa la Representación en España de la UE, las nuevas normas introducirán lo siguiente:

  • La prohibición de una selección de productos de plástico de un solo uso para los que existen alternativas en el mercado: bastoncillos de algodón, cubiertos, platos, pajitas, agitadores de bebidas, palitos de globos de plástico, vasos, recipientes para alimentos y bebidas de poliestireno expandido y todos los productos fabricados con plástico oxodegradable.
  • Medidas para reducir el consumo de recipientes para alimentos y vasos para bebidas hechos de plástico, y marcado y etiquetado específicos de determinados productos.
  • Sistemas de responsabilidad ampliada del productor que cubren los costes de limpieza de las basura y se aplican a productos como los filtros del tabaco y los artes de pesca.
  • Un objetivo de recogida selectivo para las botellas de plástico del 90 % de aquí a 2029 (77 % para 2025) y la introducción de requisitos de diseño para unir los tapones a las botellas, así como un objetivo para incorporar el 25 % del plástico reciclado en las botellas PET a partir de 2025 y el 30 % en todos los frascos de plástico a partir de 2030.

La decisión adoptada el Consejo de la UE irá seguida de la publicación de los textos en el Diario Oficial de la Unión Europea. La Directiva entrará en vigor veinte días después de su publicación. Los Estados miembros dispondrán de dos años para transponerla a su Derecho nacional.

La Directiva establece fechas diferentes para la transposición en relación con determinadas medidas: Las prohibiciones y las obligaciones de marcado tendrán que haberse transpuesto dos años después de la entrada en vigor; el requisito de unión de los tapones y las tapas a todos los envases de bebidas de hasta 3 litros comenzará a aplicarse 5 años después de la entrada en vigor de la Directiva; las obligaciones adicionales de responsabilidad ampliada de los productores deberán transponerse entre enero de 2023 y el 31 de diciembre de 2024, en función del producto.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.